enviar correo electrónico buzon@periodicoelsur.com Inicio   |   Regionales   |   Deportes   |   Sociales   |   Especiales   |   Oportunidades  |   Fotogalerías   
Página de Inicio del Periódico/Semanario El Sur de Cd. Guzmán
  Ciudad Guzmán, Jalisco, México,
La carreta y los Bueyes
¿A dónde vamos Don Carretero?...
Lic. Rodrigo Sánchez Sosa
buzon@periodicoelsur.com


Jueves 14 de Abril del 2011
Imprimir Nota
Estimados lectores, con todo respeto les saludo desde este espacio semanal en la prensa del sur de Jalisco. Cómo les había adelantado, ya tenemos un sitio en internet en el cual podrá leer esta columna y hacer sus comentarios sin restricción de ningún tipo, en facebock estamos en: el carretero de jalisco, y en Hotmail: lacarretaylosbueyes@hotmail.com. En el face podrá encontrar aparte de esta columna, otros trabajos e información relacionada a los análisis aquí abordados. Pretendemos después agregar videos e investigaciones periodísticas de la cosa pública en Sayula y el sur de Jalisco.

Por lo pronto tenemos en este momento la columna de Granados Chapa, Plaza pública, dónde exhibe, este destacado periodista, los entretelones del poder en la extinción por decreto de Luz y Fuerza del Centro, lo que llevaría al despido de 40 mil trabajadores de esa paraestatal y al conflicto laboral que el lunes pasado se tornó violento con acusaciones de las partes de haber generado tal violencia.

Dice Granados Chapa en esa columna que, de acuerdo a datos oficiales del actual gobierno, surgidos de una investigación de la dependencia federal competente, la CFE compraba electricidad a particulares a un precio de 59 centavos el kilowatt hora, y se la vendía a LFC en 1.95 $, sin embargo obligaba a Luz y Fuerza del Centro a vender esa misma cantidad de energía al consumidor en 1.18$; esto, el cobro abusivo a particulares y el subsidio a grandes empresas, quebraría de facto a Luz y Fuerza del Centro. La finalidad era, abrir el sector a la iniciativa privada y deshacerse del sindicato culpándolo del desfalco.

Actualmente compañías españolas producen y venden a CFE el 30% de la energía que necesita esta dependencia federal para satisfacer la demanda nacional (poniendo en riesgo un sector estratégico de la economía nacional), eso con todo y la planta Nuclear “Laguna Verde” que opera en el estado de Veracruz (con los anteriores antecedentes, vaya usted a saber con qué niveles de seguridad; algo preocupante si sabemos que en caso de un accidente análogo al ocurrido en Japón, afectaría a 80% del territorio nacional, inutilizando campos de cultivo por 30 años e irradiando peligrosamente a un buen porcentaje de la población). ¿Así de tranzas o más?...

¿A dónde vamos Don Carretero?...

Es imposible no darse cuenta hacia dónde vamos como país: 40 mil muertos en la guerra contra el narco; 5.5 millones más de mexicanos lanzados a la pobreza en los últimos 4 años; 7 millones de NINIS; modificaciones a la ley del trabajo para favorecer a las empresas en detrimento de las prestaciones del trabajador; asistencia social y educación publica de bajo perfil y con presupuestos raquíticos; regímenes fiscales especiales para exentar a las grandes empresas trasnacionales y del país; un paraíso fiscal para el capital financiero especulativo; medios masivos de comunicaciones en unas cuantas manos y coludidos con el poder político; el ejercito en las calles;  un poderoso grupo paramilitar en un estado sin ley; violencia sin precedentes; angustia y terror entre la población civil.

Nuestro destino como nación está siendo arrebatado con la complicidad de la siempre ignorante y burda derecha panista: La visión que el mundo tiene de nosotros como mexicanos es que somos un pueblo conservador y nacionalista; perfecto para la geopolítica gringa, necesitada de otro bastión como Colombia para enfrentar los cambios actuales en América latina envalentonada con el éxito brasileño y la integración del Mercosur.

El plan Mérida, no es más que la punta de lanza de bases militares gringas en México, la guerra contra el narco no es más que parte de este plan, el mismo narco lo es también, poco a poco y atando cabos nos damos cuenta que la guerra contra el narco fue impuesta por EUA y que los narcos mexicanos son armados por este mismo país (rápido y furioso); el dinero del trafico se lava impunemente en los grandes centros financieros de EUA, y el consumo de drogas en aquél país no disminuye sino que se incrementa, año con año. El cambio en México acorde a los interese del imperio, implica no solo desaparecer todo reducto de progreso social heredado de la revolución de 1910, sino trasformar la visión progresista del mexicano para reforzar el estereotipo en que nos encasillan, gracias a la propaganda gringa, en el mundo: el conservadurismo nacionalista.

No importa la sangre y miseria que el mexicano promedio tenga que pagar, eso lo tienen bien claro los políticos ladrones del PRIAN como llaman en México al contubernio legislativo entre el PRI y PAN que legisla para una elite y sus socios extranjeros. ¿Y eso qué tiene que ver con Sayula y el sur de Jalisco? Para allá vamos….
Llegó el progreso al sur de Jalisco…

“No hay economía en el aire, hay economía política”, reza una máxima Marxista. Cosa que nuestros legisladores locales, nuestras autoridades municipales y estatales, que nos representan, no solo nos rigen y pastorean como a borregos; no entienden, porque son unos pobres ignorantes, buenos para la tranza, el agandalle y la retorica cantinflesca.

Es imposible no hacer política cuando se hace una actividad económica, ya que el intercambio económico implica un presupuesto político, nada más falso que lo contrario, salvo un regidor como los de Sayula. ¿De verdad creen, los regidores que se enfrentar a la solicitud de grandes cadenas de tiendas departamentales en la región, que estas vienen a nuestros municipios sin más fines que los económicos? Pues que ingenuos, por no decir brutos.

No es que, señores, estas tiendas de gran envergadura traigan tras de sí una plataforma priista o panista encubierta; no señores, estas tiendas representan un ideal: el mercado y la sociedad de consumo, el neoliberalismo, que no es otra cosa que la explotación salvaje de la gente en nombre de la ganancia. El bienestar de la gente, a estas corporaciones, les tiene sin cuidado, eres un cliente si compras, eres un esclavo si te emplean, no eres nada sino entras en las anteriores categorías. No tienen ningún interés en el progreso de la región, por el contrario, viene a saquearla: no compran nada a productores locales, pero venden de todo a los que ahora tiene menos para comprarles.

Con unos cuantos productos a precios bajos y una gran cantidad a precios altos, hacen negocio con la necesidad de las personas, que para el caso no tienen quién los defienda (sordos); y quiebran comercios sin el menor miramiento. ¿Competir? Imposible. De acuerdo a lineamientos internacionales de países de primer mundo; EUA por ejemplo, un condado o municipio con menos de 100 mil habitantes, no puede tener una tienda de estas, pues pone en riesgo su equilibrio económico; y cómo no, si sólo vende, no compra y ofrece trabajos chatarra a los desempleados. Esto es por ley, allá.

Aquí, Sayula, 40 mil habitantes, municipios vecinos, posibles clientes de estas depredadoras tiendas: Atoyac, Amacueca y Tapalpa; más allá, la distancia no compensa el ahorro del cliente, como es el caso de San Gabriel (42 km de Sayula), posiblemente sólo algunas delegaciones de ese municipio como Apango y el Veladero si les resultaría tentador por su cercanía; más allá de Atoyac, en Techaluta, tienen más cerca Zacoalco, dónde hay otra tienda departamental; y más allá de la cuesta de Sayula, está más cerca Ciudad Guzmán, que tiene varias tiendas departamentales (¡¡¡nos invaden!!!).

Entonces, el número de habitantes que las tiendas departamentales tienen como potenciales clientes, contado niños y ancianos, es, sumando los municipios vecinos de Sayula, alrededor de 70 mil, más o menos, lejos de la norma internacional.

Luego pues el progreso, es solo de unos cuantos, los que autorizaron el proyecto y los que vendieron o rentaron los terrenos donde se asentó el negocio, y por su puesto la corporación a la que pertenece la tienda; los habitantes de estos municipios, verán un retroceso en su economía sangrada por esta sofisticada forma de esclavismo y saqueo.

Pobres, pero se sentirán de primer mundo, comprando o a precios de primer mundo en tiendas que simulan en sus interiores el confort consumista del primer mundo. Un progreso de utilería cuyos beneficiarios serán los vendedores de ilusiones, los ladrones, los estafadores, los lacayos del capital internacional: los políticos de primer nivel; estos, porque los locales, son tan mensos que no ganan nada con ello.

Del paradójico: “progresar para seguir igual” al, salir de Guatemala para entrar a Guatepeor…ojala Wall Mart o Soriana tuviera cantina o bar, para que…!ya cierren la cantina de Rivas¡ y abra “la palestina” mi compadre los domingos…. ahí se ven.
arriba Arriba
Columnas Anteriores »
Acerca del Semanario El SUR | Directorio | Contáctenos |Aviso legal | ©2005-2011 Todos los Derechos Reservados.
Ciudad Guzmán, municipio de Zapotlán El Grande, Jalisco, México. Dudas y comentarios: buzon@periodicoelsur.com
Las marcas comerciales, nombres comerciales, nombres de productos y logotipos de terceros incluidos en este sitio web pueden ser marcas comerciales o marcas comerciales registradas de sus respectivos propietarios.
Resolución mínima de 800x600 píxeles. ¡Actualizar Navegador/Browser! Esta página se visualiza mejor en:
Internet Explorer 6+(6+) ' Netscape 8+(8+) 'Opera(8+) ' Mozilla ' FireFox ' Flash