enviar correo electrónico buzon@periodicoelsur.com Inicio   |   Regionales   |   Deportes   |   Sociales   |   Especiales   |   Oportunidades  |   Fotogalerías   
Página de Inicio del Periódico/Semanario El Sur de Cd. Guzmán
  Ciudad Guzmán, Jalisco, México,
La carreta y los Bueyes
La derecha y su “avanzar para seguir igual”…
Lic. Rodrigo Sánchez Sosa
buzon@periodicoelsur.com


Miércoles 23 de Marzo del 2011
Imprimir Nota
El Carretero…

Hola de nuevo queridos amigos lectores, finalmente mi lap top, gracias a un buen amigo y su esposa, está de regreso, luego que milagrosamente la salvaron de un “trasplante” de disco duro.

Mi más caro agradecimiento a quienes rescataron, desinteresadamente (algo poco común hoy) está importante herramienta que me permite comunicarme con mis lectores;  hablando de esto, ¿sabía usted que solo el 22% de la población en México posee una computadora? Además de ese 22%, el 85% es de clase media y alta; que el 60% de estos mismos son jóvenes entre los 12 y 29 años; que un 80% son de educación media superior y superior; que un 65% votarían por el PAN y que el restante porcentaje lo haría por el PRI en su mayoría, y minoritariamente por algún partido de izquierda; que todos ellos tienen cuentas de corre electrónico y pertenecen a una red social por lo menos.

A dónde voy, bueno, pues como le decía, la computadora e internet son la revolución, no solo tecnológica, en el planeta, sino social y política gracias a las redes sociales.

La revolución árabe en medio oriente lo confirma sin lugar a dudas; en Egipto, Tunes, Libia y Yemen, los jóvenes de aquellos países comenzaron a organizar las protestas sociales atreves de internet, un espacio libre, donde, pese a las restricciones gubernamentales en varios países, prácticamente   es un escaparate público de libertad para las ideas y su expresión. Podríamos decir que sin proponérselo, en un principio, internet fue el primer experimento comunitario anarquista a nivel mundial. Quien haya navegado por la red, sabe que puede encontrar de todo, sin más censura que la propia conciencia de quien utiliza el servicio.

Las redes sociales, son un fenómeno derivado, comunidades mundiales de personas que interactúan conforme a sus propias reglas e intereses, sin coacción de estados o instituciones políticas de ningún tipo. Estas comunidades globales de cibernautas, protegidos por esta red virtual, se han organizado y  han puesto a temblar al mismísimo imperio gringo, poniéndolo de rodillas incluso; ahí tiene usted el caso de Wikilicks. En México fue tan importante que, desató la ira del dictadorcillo de los Pinos, y le costó el trabajo al embajador Carlos Pascual de los Estados Unidos.

Definitivamente la segunda década del 2000 será marcada por esta herramienta informática, que terminará con el imperio de los medios electrónicos tradicionales, el radio y la televisión.

Lo cual en México sería un hito, pues estos han jugado un papel definitivo en el sojuzgamiento del pueblo. Y digo sería porque con solo el 22% de la población con acceso a internet, esto significa un retraso importante con respecto al mundo, y dado que la revolución es mundial, esto es grave.

El hecho de que una selecta parte de la población, posea la herramienta emancipadora contemporánea, no es fortuito, es parte de plan de control de los poderes fácticos en el país, pues, la información y la tendencia de opinión de las masas en México, es moldeada por medios electrónicos con limitada interactividad, como el radio y la televisión; que son también controlados por los poderosos y sirven a sus intereses. La prensa lamentablemente, a parte de estar, mayoritariamente, controlado por los monopolios mediáticos dueños de los medios electrónicos, tienen poca demanda, dado que somos un país que lee poco y cuando lo hace no entiende lo que lee (gracias maestra Gordillo).  

Así pues, ese pequeño porcentaje de mexicanos con acceso a la red global, no reflejan el tejido social del México contemporáneo, ni tiene, hoy no sé mañana, poder de convocatoria y organización para representar una oposición real al desmantelamiento de la nación. Apenas se balbucea en México desde la red; pero, y es lo esperanzador, el crecimiento del fenómeno, pese a las trabas económicas del poder, es exponencial, y la punta de lanza es la telefonía celular, todo el mundo en el país tiene un celular.

Lo anterior explica algunos  fenómenos recientes: las peleas entre los monopolios mediáticos y de comunicaciones Telmex, Televisa y TV Azteca; el apagón analógico, el secretario de educación Lujambio (yerno de Gordillo; ojo, es presidenciable. ¡ No manch…) y su simpatía por las telenovelas como formas educativos de gran valor (…), y  los comentarios  del público en el programa de Carmen Aristegui en apoyo a las ejecuciones y acciones extra judiciales de jefes militares al frente de las corporaciones policiacas y la armada de México, todos vía Internet. El costó de una computadora personal en México y Estados Unidos, es el mismo, solo que allá el salario diario es 10 veces más alto que en nuestro país; en las mismas condiciones tenemos las tarifas más altas del mundo en telefonía celular e internet; no se diga en TV por cable o satelital ¿capta?...

La derecha y su “avanzar para seguir igual”…

Jalisco se ha caracterizado por ser un estado conservador, durante la consolidación de la revolución apostó por Carranza pese a no comulgar con sus ideas anticlericales, pero espantado por el radicalismo de los movimientos campesinos; durante la cristiada tal resentimiento con que acogió el proyecto de nación de los caudillos revolucionarios, explotó y apoyó con muchos bríos el movimiento armado de la iglesia reaccionaria.

Está quizás fue una razón por la cual la clase porfirista en el estado sobrevivió muy bien la revolución de 1910. En 1950 Rulfo en su novela “Pedro Páramo” retrataría éste fenómeno, como lo había hecho antes en su “Llano en llamas”.

Cuentos como el de “Anacleto Morones”, “Nos han dado la tierra” y  “Diles que no me maten”, solo se pueden explicar en el contexto de un estado con los antecedentes ya señalados.

Para quien lo dude, allí están los 2 millones de files en las romerías de la virgen de Zapopan en agosto; la reunión anual de los hermanos de la Iglesia de la luz del mundo, bastión priista en Guadalajara; la virgen de Talpa y san Juan de los Lagos; los trece mártires cristeros (que no me oyera mi bisabuela Juliana, devota de san Rodrigo Aguilar, y a cuya fe debo mi nombre…) y las fiestas de Señor san José en Zapotlán el grande.

También, la animadversión por las escuelas primarias federales en la región y la tradición de colegios privados de monjas (que bueno que a los legionarios de Cristo no se les ocurrió venir por acá sino hasta yo salgo perdiendo, fui alumno de las madres del verbo encarnado en Sayula cuando niño…).

Las fortunas y haciendas de antiguos caciques, siguen siendo base de la riqueza de sus actuales herederos o de los descendientes  de sus mayordomos y administradores, las formas sociales y políticas de estos siguen determinando el actuar de quienes tiene el poder en el estado: Autoritarismo, despotismo e imposición; racismo, clasismo, explotación y segregación social.

Pero actualmente, el panismo ha implementado junto con el poder corporativo de la oligarquía nacional y extrajera una conspiración más sofisticada que atenta contra el pueblo de Jalisco: de la mano del inepto gobernador del estado, corporaciones de tiendas departamentales que recientemente tuvieron en Jalisco un congreso nacional cuyo invitado especial fue junto con el gobernador González Márquez, el ex presidente colombiano, acusado por su pueblo de paramilitar fascista, Álvaro Uribe al que el gobernador no se cansaba de elogiar; parecen tener el total apoyo del gobierno de Jalisco para invadir con sus tiendas todo el estado, atentando contra las distintas regiones económicas.

Estas tiendas venden y no compran nada, acaban con fuentes de trabajo e inversión, sin que esto se justifique en el empleo mal pagado que ofertan. Me he cansado de decirlo: en otros países está prohibido que tiendas departamentales se asienten en poblaciones con menos de 100 mil habitantes, por su daño a la economía.

A Sayula viene ya Soriana, está en proyecto Coopel y Domino`s pizza, la lógica dice que no representan ventaja económica, al contrario, pero nuestra inepta autoridad de “izquierda” opina que no es así y en el mejor de los casos se dice impedida ($) para evitarlo.

¡Pero que eficientes son para prohibirle a la tiendita de la esquina que venda cerveza o a los bares y discotecas cerrar después de las once de la noche!  La derecha en el estado se confabula por el bien de todos y en Sayula se abre la cantina de Rivas para prevenir el vicio… ¿es broma?, ahí se ven.

 

arriba Arriba
Columnas Anteriores »
Acerca del Semanario El SUR | Directorio | Contáctenos |Aviso legal | ©2005-2011 Todos los Derechos Reservados.
Ciudad Guzmán, municipio de Zapotlán El Grande, Jalisco, México. Dudas y comentarios: buzon@periodicoelsur.com
Las marcas comerciales, nombres comerciales, nombres de productos y logotipos de terceros incluidos en este sitio web pueden ser marcas comerciales o marcas comerciales registradas de sus respectivos propietarios.
Resolución mínima de 800x600 píxeles. ¡Actualizar Navegador/Browser! Esta página se visualiza mejor en:
Internet Explorer 6+(6+) ' Netscape 8+(8+) 'Opera(8+) ' Mozilla ' FireFox ' Flash