enviar correo electrónico buzon@periodicoelsur.com Inicio   |   Regionales   |   Deportes   |   Sociales   |   Especiales   |   Oportunidades  |   Fotogalerías   
Página de Inicio del Periódico/Semanario El Sur de Cd. Guzmán
  Ciudad Guzmán, Jalisco, México,
La carreta y los Bueyes
Monseñor Samuel Ruiz QPD…
Rodrigo Sánchez Sosa
buzon@periodicoelsur.com


Jueves 27 de Enero del 2011
Imprimir Nota
Hola a todos los lectores de este espacio semanal; espero que esta cuesta de enero que ya parece pendiente, no los esté tratando tan mal. Hay tantas cosas que comentar en todos los ámbitos de la política que es abrumador. Pasamos por una etapa muy turbia de la humanidad, como me comentaba el señor Isabeles en la red, pero al mismo tiempo todo es tan rápido que asusta; por ello, también, es difícil seguirle el paso. Por ejemplo, los acontecimientos en Tunes luego del derrocamiento popular del régimen dictatorial de varios decenios, ahora contagió a Egipto, con un régimen parecido, corrupto y autoritario.

El paralelismo que yo encuentro con nuestro país es interesante, los niveles de vida y corrupción en esos países son muy parecidos al nuestro, el hartazgo también, el pueblo aquí como allá esta cansado de este régimen entreguista y corrupto. Hace no poco, decíamos en esta misma columna que el pentágono, los militares gabachos pues, consideraban que de los países más explosivo en los que se temía una guerra civil estaban México y Paquistán, eso fue antes de la guerra del Felipe contra el Narco, nadie pensaba que llegaríamos a estas alturas de violencia y confrontación, tanto que somos considerados más peligrosos que Afganistán que esta en guerra;  incluso hubo quien se burló de mi, pero el dato era verdadero, no era una aseveración mía, y pasó; para desgracia de todos nosotros.

Ahora lo que veo es un destino, hay que estar atentos a los acontecimientos en Tunes y Egipto, parecido al de los  países citados. Si el pueblo de México despierta, no dejará que su destino lo resuelva una guerra absurda, la insurrección popular pacifica detendrá esta guerra entre cárteles donde el gobierno federal es uno más, y por ello es una guerra no solo absurda sino perdida desde un principio, que ya costó por lo menos 35 mil muertos.

El pueblo de Tunes, contra todo pronóstico derrocó a un gobierno que parecía omnipotente, con la simple conciencia de una verdad plasmada en nuestra constitución: La soberanía del país reside esencialmente en el pueblo, no en las instituciones prostituidas, no en los partidos políticos privatizados, no en el gobierno, sino en el pueblo.

Llegó el momento de reconstruir el país, de decir basta, no solo de sangre, basta de televisa, basta de Gordillo y su SNTE, basta de la ultra derecha, basta de la iglesia reaccionaria y su opción por los ricos (pedófilos y jerarcas-oligarcas), basta del PRI, del PAN, del PRD y todos los saqueadores de la nación, basta de ineptos y plutócratas, basta de vender nuestra tierra y sus recursos, basta de miseria…

Monseñor Samuel Ruiz QPD…

¿Por qué la gente buena muere, y los siniestros se quedan, por qué Marcial Maciel casi muere como un santo, y Monseñor Ruiz muere casi proscrito por Roma? Habrá que comparar el ministerio de  Jesús con Don Samuel Ruiz y con, por ejemplo, el Cavernal Sandoval o el grotesco Onésimo Zepeda. Ruiz, hombre que se comprometió con su pueblo, con los oprimidos, que estuvo del lado de los pobres, que denunció valientemente los abusos de finqueros y caciques racistas en Chiapas, que fue el factor que impidió una guerra fratricida en el sudeste mexicano, reconocido en todo el mundo por su labor en pro de los derechos del hombre; y los otros, estafadores, ignorantes, fanáticos, amadores del dinero y los campos del Golf, amigos íntimos de los poderosos  y opresores.

Contaba Samuel Ruiz, cómo cuando llegó a Chipas fue testigo de las espaldas flageladas de los indígenas por el látigo de los cafetaleros, de los finqueros de los ganaderos que los explotaban, y no llegó a Chipas antes de la revolución Mexicana sino muy pasada la mitad del siglo pasado. Escuché en radio una conferencia de él, decía Monseñor que, en cada pueblo, así no sea cristiano, hay una presencia de Dios que como cristianos están obligados, los de esa fe, a reconocer, que el hombre como parte de Dios no puede ser sin él, y que su misión no fue colonizar a los indígenas con su fe occidental, sino encontrar esa parte de Dios que en ellos sobrevivía. Un gran teólogo, ni duda cabe.

Pero yo digo, lo mismo, entre los cristianamos, también existe. pero lo contrario, una falta de Dios en la misma fe; por ello se mata, se roba, se corrompe a los niños, se saquea, se miente, se es cómplice de genocidios, en nombre de Dios ¿hace falta que cite ejemplos? ¿A caso son los indígenas idolatras y paganos de México los que han matado a 35 mil personas en todo el país, los que han empobrecido a más de la mitad de su población, los autores de feminicidios y fraudes electorales, los que matan en retenes con impunidad, los que secuestran con patente de corso, los que se gastan el dinero que no es suyo a manos llenas y piden nuestro reconocimiento y admiración de su actuar en nuestro nombre? Cuanta falta va hacernos Monseñor Ruiz en la noche amarga que como país estamos pasando…Que en paz descanse Tatick.

Los paleros del ayuntamiento de Sayula…

Hay que ser muy inconsciente, por maldad o ignorancia, para prestarse a ser comparsa desde los medios de una administración municipal tan antidemocrática como esta; muchos dirán que el actuar en varios rubros justifica el autoritarismo del actual ayuntamiento de Sayula, pero es un argumento que llevó a Europa al fascismo: la gente intercambia derechos por comodidad, seguridad y estabilidad. Así pasó con la Alemania nazi,  la gente olvidó sus derechos y permitió las atrocidades que se cometieron, incluso en contra de ellos mismos.

Un régimen democrático a cualquier nivel, no tiene vuelta de hoja, es o no es, no importa con qué quiera comprar nuestros derechos, ni cuanto haga falta la obra pública, la restricción, la seguridad o el trabajo, si no se hace dentro de las reglas democráticas al final eso tiene un costo enorme para los pueblos.

Los defensores del régimen de Rivas Peña a lo largo de sus gestiones así contra argumentan, como si lo importante fuera no la gente si no sus necesidades colectivas, pero eso no es verdad el fin de la política es la gente, no las obras, ni la seguridad, ni la estabilidad o la economía, si la gente es el fin, todo lo demás es implícito.

Cuando no lo es, como es el caso, el régimen es autoritario y antidemocrático fundamentado en retoricas tautológicas peligrosas. El que medios como el siete días y  otros de este municipio, se conviertan en oficinas de prensa del ayuntamiento es una vergüenza, no solo para el gremio, sino para la democracia. Si a boletines de prensa vamos,  a mí que me paguen. Hasta Felipe calderón quiere buenas noticias, primero son pocas y luego hacerla de prensa oficial de gratis, pues no.

Pero algunos en Sayula, le digo, por ignorancia o vil sinvergüenzada  se prestan cual meretrices, pero con menos dignidad, basta leer las notas lambisconas que no les causan el menor rubor en su prepotencia de prensa oficial encubierta: huácala!!!…

Bitácora etílica…

¿Por qué no? En este municipio de Sayula la vida nocturna está proscrita por lord Rivas y su moral impuesta desde el poder político. Así que como buen Robín Hood, le contaré que pese a ello, y como el sol no se puede tapar con un dedo, las cosas continúan haciéndose espacio en este coto persignado de unos cuantos. Si usted quiere divertirse en Sayula haga sus planes con tiempo, porque la vida nocturna termina temprano, a las once de la noche, pero aún así, puede experimentarla. Los bares aquí son una atracción especial, existen desde los tradicionales, como la cantina del “Chile Huevón” ahora entendida por sus hijos, hasta el reciente botanero del maestro Zamora “El nido de las águilas” donde podrá disfrutar de su bebida preferida a un precio accesible, con botanas variadas y muy ricas, pero sobre todo, el lugar, que tiene su atractivo especial, muy cómodo y con estilo campestre lo que hace de la estancia algo muy relajante, la atención es de primera y uno sale muy satisfecho. No se le puede comparar con otros sitios o negocios del mismo rubro, si uno quiere un ambiente relajado y fresco, el nido lo complacerá. No es comercial, es resistencia ante la imposición del horario restringido contra el cual va dirigida esta campaña. Todo lo anterior es experiencia personal…y ahí se ven (literalmente) porque después de esto me va a pegar tos…Que se revise en Sayula el reglamento de giros restringidos!!!! Salud….

arriba Arriba
Columnas Anteriores »
Acerca del Semanario El SUR | Directorio | Contáctenos |Aviso legal | ©2005-2011 Todos los Derechos Reservados.
Ciudad Guzmán, municipio de Zapotlán El Grande, Jalisco, México. Dudas y comentarios: buzon@periodicoelsur.com
Las marcas comerciales, nombres comerciales, nombres de productos y logotipos de terceros incluidos en este sitio web pueden ser marcas comerciales o marcas comerciales registradas de sus respectivos propietarios.
Resolución mínima de 800x600 píxeles. ¡Actualizar Navegador/Browser! Esta página se visualiza mejor en:
Internet Explorer 6+(6+) ' Netscape 8+(8+) 'Opera(8+) ' Mozilla ' FireFox ' Flash